miércoles, 29 de abril de 2015

Feria del libro , firma de Albert Espinosa en Valencia

Ayer día 28 de Abril , era uno de los muchos mejores días que tendré de mi vida. ¡Estoy inmensamente feliz. Fui a la feria del libro en los jardines de los viveros de Valencia, por una sola razón: ¡Albert Espinosa estaba allí!. Una persona a la que admiro con todo mi corazón.Miles de personas estaban esperando para verle, una cola muy larga. Llegué la última, pero...Algo me decía que Albert era muy , muy buena persona. Explico la historia. Resulta que mi gran ídolo estaba en la otra punta de la cola. Yo, con disimulo, como no sabía donde empezaba la cola. Me puse al lado de unas mujeres , que parecían buenas personas.La gente esperaba con mucha ilusión al escritor y director Albert Espinosa. Saqué mi extraordinaria libreta donde apunto todos los eventos que he ido. Y empiezo ha escribir con entusiasmo, de pie, y con la espalda que me estaba matando. ¡Pero con una alegría inmensa de que me firmara los libros de mi hermana mediana!. Con sólo conocerle, hablar con él y hacerme fotos ya sería feliz. Una chica se dio cuenta y se chivó a su novio de que me había colado en la fila. Me despreció de tal manera que hirió mis sentimientos. Fui cobarde al escapar de sus palabras y no defenderme, pero es que pasaba de malos rrollos en una tarde tan importante para mí. Total que me fui al final de la cola, me quejé a una señora, sin saber que ella tenía el coraje de acercarse a organización para colarme en la fila y ser la primera en conocerle de entre tantas personas que había. Le conté lo que había ocurrido, y sin pensarlo dos veces, la mujer, muy amable, habló con la organización y les comentó lo que pasaba, con una sonrisa, con el corazón tranquilo, y lleno de felicidad, esperé sentada en una silla que me habían dejado las personas de allí. Es un recuerdo que jamás podré olvidar, un sueño hecho realidad el haberle conocido. La mujer se acercó a mí con una sonrisa de oreja a oreja, y me dijo que me quedara sentadita y que no me moviera del sitio.¡Por que una chica de la organización vendría a por mí!. La chica que me buscaba, me preguntó que si era yo la de la cola, y le dije que sí, que era yo. La chica me dio su mano para que no me cayera, y ahí estaba, mi ídolo, el que me ha enseñado ha soñar con una estrella en el corazón. Me sonrío, y yo le abracé ilusionada y  eufórica perdida. Me aparté de él y me sonrío, me dijo que me admiraba mucho. ¡Yo flipe!. Sonreí feliz. No me canso de contar mi gran experiencia. Porque gracias a Albert Espinosa cumplí mi sueño de conocerle en persona, nos hicimos fotos, y me firmó dos veces, una en la libreta y la otra en su nuevo libro¡que me regaló! dios mío, aún sigo flipando. Me sonrío mucho, y lo abracé aprovechando la ocasión, lo abracé 4 veces o 5. Pero él seguía sonriendo, feliz, con esa sonrisa humilde y tierna. Espero volver ha verle en una firma en Valencia, porque ha sido muy bonito conocerle, en serio, vi magia y ternura en él. Un ejemplo humanitario.
Bueno, y aquí me despido, ¡hasta la próxima amigos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mis mini textos.

He abierto los ojos con el brillo de los tuyos, quisiera que no se fueran nunca de mí, he pensado tanto en ellos que no logro mirar otros. ...